El retroceso y la precisión en las armas de fuego

 

Por José Ramón Lázaro Chamorro

????????????????????????????????????

No es necesario haber disparado un arma para estar familiarizado con el concepto del retroceso.

Se describe el retroceso de un arma al ser disparada, como la fuerza que actúa sobre la misma provocada por la salida del proyectil por la boca del cañón. Este concepto es conocido desde que la pólvora se utilizó para enviar objetos a largas distancias, ya sea una bala de cañón o simples fuegos artificiales.

El concepto físico del retroceso

Sin entrar en grandes tecnicismos, el fenómeno físico del retroceso está basado en la tercera ley de Newton, que viene a decir que a toda fuerza de acción, le corresponde una fuerza de reacción igual y en sentido contrario. En el caso de los fuegos artificiales, en la combustión lenta de una cantidad de pólvora, se producen gases que al ser reconducidos hacia abajo, generan una fuerza de reacción hacia arriba que hace que el cohete se eleve.

Un fenómeno similar se produce en las armas de fuego. El cartucho está compuesto de un fulminante y una carga de pólvora que es la que produce los gases para impulsar el proyectil. En el momento en que se produce la detonación del fulminante, ésta se transmite a la pólvora, que produce una explosión en un espacio muy breve de tiempo, produciendo gran cantidad de gases que hace que aumente la presión dentro del cartucho. Dicha presión empuja al proyectil, el cual se acelera a lo largo del cañón hasta que finalmente sale expulsado por la boca del mismo. Es en ese momento, y no antes cuando se produce el retroceso del arma.

¿Por qué se produce el retroceso?

Como hemos comentado anteriormente, a toda fuerza de acción le corresponde una fuerza de reacción igual y de sentido contrario. Para comprender este fenómeno, es necesario acudir a una magnitud física denominada momento lineal ó cantidad de movimiento. El momento lineal, denominado por la letra “p”, es el resultado de multiplicar la masa de un objeto en movimiento por su velocidad: p = (m x v).

Para su mejor comprensión, designaremos cada cantidad con una letra específica de la siguiente manera:

Masa del proyectil (m)

Velocidad del proyectil (v)

Masa del arma (M)

Velocidad de retroceso del arma (V)

Hay también que tener en cuenta que en un sistema cerrado, es decir, sin fuerzas que actúen exteriormente sobre el mismo, el momento lineal se conserva. Esto quiere decir que si antes de efectuar el disparo, el arma está en reposo, es decir con velocidad cero, el momento lineal del sistema arma + proyectil será igual a: p = (M x 0) = 0.
Cuando el proyectil abandona la boca del cañón, como el momento lineal se conserva, implica que la suma de los momentos lineales del proyectil más el del arma tiene que ser igualmente cero. Por lo que:

(M x V) – (m x v) = 0, ó lo que es lo mismo (M x V) = (m x v).

Si el proyectil tiene una masa (m), y sale del cañón con velocidad (v), el momento (m x v) tiene que ser igual al momento del arma después del disparo, (M x V), por lo que el arma se desplaza hacia atrás con velocidad (V), y se produce el retroceso.

¿Cómo influye el retroceso en la precisión?

Curiosamente y en contra de lo que la lógica nos pueda hacer creer, el retroceso del arma no influye en absoluto en la precisión del disparo, ya que dicho retroceso se produce una vez que el proyectil ha abandonado el cañón y se dirige hacia su objetivo. El problema a que nos enfrentamos es más un factor psicológico del tirador, que por temor al retroceso, puede provocar instintivamente en el momento del disparo ligeros movimientos y desviaciones del arma que hacen que el proyectil salga dirigido desde el primer momento en otra dirección. Si es cierto que en el momento en que el proyectil recorre el cañón se producen fueras internas en el arma, y éstas si pueden afectar al disparo si no hay una buena compensación entre las partes móviles

¿Cómo disminuir el retroceso de un arma?

Tras comprender el concepto del momento lineal, se puede ver que hay varios factores que hacen que se pueda disminuir el retroceso, y por tanto el factor psicológico que nos pueda influir en la precisión. Al basarnos en la fórmula anterior, en la que (m x v) = (M x V), vemos que se producirá una disminución del retroceso en los siguientes casos:

1-Al aumentar el peso del arma (depende de M), ya que entonces disminuye la velocidad de retroceso. Como (M x V) es constante, si aumentamos (M), tiene que disminuir (V).
2-Al disminuir el peso del proyectil, (m x v) será más pequeño, y por tanto (M x V) también disminuirá, y dado que la masa del arma (M) es una constante, debe disminuir la velocidad de retroceso(V).
3-Al disminuir la velocidad del proyectil. El resultado es el mismo que en el punto anterior. Esto se consigue disminuyendo la carga de pólvora del cartucho. Es una práctica bastante habitual en los tiradores de competición recargar ellos mismos los cartuchos, para lo que se utilizan cantidades de pólvora más pequeñas que permitan al proyectil llegar hasta el blanco. Es absurdo tratar de hacer un impacto a 100 metros con un proyectil que puede llegar a varios kilómetros, pues el retroceso puede influir en la precisión.
4-La utilización de los denominados frenos de boca, que no son otra cosa que una prolongación del cañón que no roza el proyectil, pero que tiene una serie de perforaciones, de forma que parte de los gases que produce la pólvora salgan expulsados lateralmente por dichos agujeros, equilibrando el cañón perpendicularmente, y no contribuyendo al retroceso.

En resumen

Si permitimos que el retroceso del arma nos influya en el momento del disparo, es muy posible que esto se traduzca en impactos fuera del blanco. Es muy importante realizar el disparo con la mayor tranquilidad posible, y sobre todo ser conscientes de que, cuando el arma retrocede, no influye en la trayectoria del proyectil, puesto que éste ya se encuentra camino del objetivo.

linea_fin

BOTON VOLVER INICIO

Anuncios

4 comentarios en “El retroceso y la precisión en las armas de fuego”

  1. Excelente artículo en el que coincido casi en todo; solo aclarar que en mi opinión no se puede generalizar, por que durante el trayecto del proyectil dentro del cañón SÍ se produce movimiento en el arma, pués antes que el proyectil salga del ánima ya se están moviendo los sistemas de recarga en armas semiautomáticas, no así en armas de cerrojo.
    Un saludo.
    Vicente

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario Vicente. Efectivamente tienes razon, y depende del arma se producen otra serie de movimientos. No solamente en las armas semiautomaticas con el movimiento de la corredera, tambien hay oscilaciones en el cañon mientras le atraviesa el proyectil, movimientos mecanicos como el impacto de la aguja percutora…y un largo etcetera. No obstante la idea de este articulo no era tanto analizar todas las fuerzas que confluyen en el arma, sino dar una idea de que no hay que temer tanto al retroceso como mucha gente se piensa, y que si dejamos que el proyectil salga libremente del cañon, aunque haya retroceso en el arma, la posibilidad de dar en el blanco es muy alta. No obstante, te doy las gracias por tu aclaracion. Un saludo.

      Me gusta

  2. Este artículo me ayuda, pero no logro llegar a donde quiero, pues cómo influye el movimiento de
    retroceso y movimiento hacia arriba del cañón del arma cuando se hace necesario realizar 5 disparos seguidos en intervalos de tiempo cortos de segundos?, no se donde buscar al respecto, le agradecería mucho si tuvieran algun referente. Gracias por el artículo anterior.

    Me gusta

    1. Hola Adela. El movimiento hacia arriba del arma viene provocado por dos fuerzas. La primera es el retroceso. Al tener la pistola firmemente cogida, el movimiento hacia atras no se produce, por lo que hay una fuerza tipo “palanca” que hace que el arma suba (el giro se produce en el hombro). Y la otra fuerza es un giro del arma debido a las estrías. Si el proyectil sale con giro hacia la derecha, el arma girará hacia la izquierda. Cuando haces varios disparos seguidos, por ejemplo en una competicion de pistola standard, y realizas cinco disparos en diez segundos, lo importante es sujetar el arma de forma que aunque se produzcan esos dos movimientos la recuperación de las miras sea lo más rápida posible. No hay una regla fija. Hay quien coge el arma con fuerza, que minimiza el retroceso pero provoca que tiemble mas, y hay quien la coge sin apenas apretar, dejando que el retroceso lleve el arma a una posición cualquiera, pero volviendo inmediatamente al punto de disparo. Lo mas importante es no dar tirones bruscos del disparador. Los disparos tienen que ser suaves, que te sorprendan, y eso solamente se logra practicando mucho. Si los disparos en la serie de velocidad se van bajos y a la derecha, no lo dudes, estan pegando “gatillazos”. En cuanto a tu pregunta…no influye. Cuando el retroceso o el giro del arma se produce, el disparo ya ha salido camino del blanco. Por eso es importante practicar la forma de volver a apuntar el arma en el tiempo mas corto y volver a realizar el siguiente disparo. Con suavidad. Y eso es a base de entrenar. Espero haberte sido de ayuda.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s