Limpieza básica de armas de fuego

Por Víctor M. Cando

De nuevo, quiero hacer hincapié en que lo que aquí expongo; es una opinión personal, el mero hecho de plasmar mi experiencia, sin más, para que los que empiezan puedan tener una orientación de como comenzar en este deporte.

En este caso, con el mantenimiento de su arma.

Creo que una de las cosas que todo aficionado que se adentra en este deporte debe hacer es conocer su arma, saber desmontarla, al menos para el mantenimiento básico, no hablamos de desmontar pasadores, muelles y dejarla desmontada completamente, pero si poder acceder a los mecanismos de disparo y saber limpiar las partes fundamentales que el arma tiene.

Esto también nos proporcionara conocimientos sobre el funcionamiento y confianza sobre su uso.

b-115-grains__9-mm-luger-02

Una de las primeras cuestiones a tener en cuenta, es tener presente que tipo de munición utilizamos, ya que los residuos finales creados por una punta de plomo aleado o cobreada/encamisada no es la misma.

La primera puede necesitar de mas productos y más tiempo para su limpieza final, ya que esta munición de plomo, tiende a dejar mas residuos en el ánima del arma y por necesidad va engrasada, por lo que esta grasa termina depositándose, en mayor o menor medida en el cono de forzamiento/inicio de estría.

Algo a tener muy en cuenta, ya que por ejemplo en un revolver, la limpieza de estos residuos es más complicada, por la dificultad añadida para acceder al inicio del cañón.

baqueta-textil-miltec_2

Una de las opciones de las que disponemos tan solo terminar nuestro entrenamiento/competición, es usar un bore snake. serpienteLo podemos utilizar tal cual, o rociando una parte de este con un poco de aceite para armas, introduciéndolo por la recamara y tirando desde el cañón, de este modo conseguimos eliminar rápidamente los sedimentos que aun pueden estar “blandos” y calientes por el uso del arma,
facilitando la limpieza posterior.

Hasta aquí fácil, ¿no?

boresnakelgLa limpieza del arma, es algo que necesita tiempo y paciencia, te puede gustar mucho, poco o nada, personalmente me incluyo en los que disfrutan limpiando, es algo que forma parte de este deporte, recargar, disparar, limpiar.
Es algo que si te gusta, te termina relajando y disfrutas de ese momento.

Al llegar a casa tan solo nos quedaría pasar la grata de bronce desde la recamara a cañón, una grata de lana con un poquito de aceite y posteriormente otra seca para eliminar todo el aceite.

Si eres de los que odian limpiar, con este fácil trabajo ya tienes el arma lista para volver a usarla, pero siempre ten presente que el arma fallara por la suciedad.

Si te gusta dejar tu arma impecable, seguimos….

despiece-1911

Para la limpieza del arma, yo tengo dos maneras de hacerlo: la limpieza rutinaria tras cada entreno, y la que realizo cada 5 o 6 entrenos y/o competiciones, o previa a un campeonato importante.

Claro está, todo en su medida, no es lo mismo un entreno de 150 disparos que uno de 20.

Normalmente tras cada entreno desmonto corredera / cañón / muelle recuperador.

Una de las herramientas que nunca faltan es un jag, algo que desde el primer momento compre y recomiendo a todos los que empiezan y quieren optimizar su tiempo y limpieza.

jag-plataEl jag, se utiliza con una baqueta, roscando éste a su extremo, y se utiliza con unos parches de algodón, impregnándolos de disolvente o aceite.
El jag tiene un diámetro ligeramente inferior al calibre del arma; ” el calibre del macizo”, así cuando lo introducimos desde la recamara con el parche de algodón y el disolvente/aceite, éste entra por el ánima, pegándose al fondo de estría “calibre real” y arrastrando la suciedad que pudiera haber.
Algo que considero importante tener y saber utilizar.

patchesDebemos saber y tener en cuenta, que existen parches de diferentes medidas, cada uno destinado a un calibre, si queremos usar un parche de calibre 355 en un 22, será imposible, forzando solo conseguiremos romper la baqueta, jag o rallar el ánima de nuestro arma.

Tenemos el arma desmontada, como anteriormente comentado, lubricamos un parche con aceite y los pasamos dos o tres veces por el cañón, dándole la vuelta al parche tras la primera pasada, así evitamos que la suciedad vuelva a entrar en el cañón,

Tras esto, volvemos a pasar uno completamente limpio y seco, de este modo hemos eliminado gran parte de los residuos de nuestra sesión de entreno.

jag-baquetaSi la munición que utilizamos es cobreada o encamisada, posiblemente ya tengamos el ánima completamente limpia, ya que los residuos que tenemos en el cañón es de la combustión de la pólvora, claro está, en este caso nos quedaran posiblemente residuos de cobre, que deberíamos eliminar con productos más agresivos y delicados de utilizar.

Algo que debemos hacer en cuanto realizamos la limpieza más a fondo y destinada a la puesta a punto del arma.

set-de-13-gratas-bronce-tiptonSi lo que utilizamos es munición de plomo aleado, es posible que nos encontremos con restos de grasa/plomo. Esto ultimo no debe producirse si la punta está bien aleada y la carga es la adecuada.

La grasa es algo que inevitablemente, tiene que portar la punta para evitar el emplome, así que debemos de tener la precaución de limpiarla y no dejar que se acumule entreno tras entreno, ya que cuanto más lo dejemos, mas nos costara limpiarlo posteriormente.

Este cometido lo deberemos realizar con unas gratas de bronce, pasándolas de recamara a la boca del cañón. Si aún y así no se eliminara, impregnaríamos un parche de algodón con disolvente y lo dejaríamos actuar durante unos minutos, pasaríamos un parche nuevamente con disolvente para eliminar el sucio y dejar de nuevo una cantidad y actuaríamos posteriormente con la grata.

Es muy importante tras esta operación, pasar un parche o una grata de lana con aceite por el cañón para protegerlo del disolvente, recomiendo aceite con una base de moly.

balistica-forense-55-638

Es importante que conozcamos las partes de lo que limpiamos para que podamos localizar la suciedad.

El ánima de nuestra arma, es el alma de su precisión. ¿Dejaras que su alma se vuelva turbia y oscura? tu arma nunca lo haría….

una-extractoraUn punto a tener muy en cuenta cuando limpiamos el arma, es el alojamiento de la vaina en la corredera, tanto en la zona que asienta, como en la zona que toma contacto con la uña extractora; con esta ultima podemos tener problemas de extracción.

Si la suciedad acumulada es suficiente, la vaina no se aloja bien y provoca que no pueda “agarrarla” y por lo tanto no puede extraerla correctamente de la recamara, o si extraerla y al golpear la vaina con la expulsora no realizar esta ultima su cometido perfectamente.

Esto es fácil de limpiar, podemos usar un simple cepillo de dientes con cerdas duras.

cepillos-limpiezaTambién existen unos cepillos con diferentes durezas y de latón. Estos se pueden utilizar para distintas partes del arma, como la guía del armazón/corredera.

Es muy importante una vez hecho esto, limpiar el interior de la corredera y las guías donde acerroja el cañón, para evitar acumulación indeseable de residuos.

Prestaremos también atención al orificio de la aguja percutora, observando que esté limpia.

Pasaremos un trapo al interior del armazón, eliminado los residuos con un trapo impregnado en un poco de aceite, para arrastrar la suciedad que pueda quedar acumulada, secando posteriormente todo lo que quede, ya que si dejamos aceite, la suciedad se quedara adherida más fácilmente.

Pasaremos un trapo por el interior del armazón, en su parte donde se aloja el cargador.

utiles-limpiezaEstas herramientas, aunque baratas, nos sirven para eliminar residuos en lugares complicados de acceder. Podemos usarlos para limpiar detrás de la uña extractora, para limpiar donde se aloja la vaina o utilizando un trapito en los rincones donde podamos ver suciedad.

cargador

Prestad atención a la limpieza del cargador, ya que este también acumula suciedad,
sobretodo en el calibre .22, llegando a fallar el arma, por la imposibilidad de subir los cartuchos, quedándose la leva atascada impidiendo la alimentación del arma.

Esto podría ser una limpieza básica o de rutina, para el mantenimiento y buen funcionamiento del arma, en nuestra decisión está si queremos limpiar más a fondo.

Cada 6 o 10 tiradas o entrenos largos, o previamente a un campeonato, además de todo esto, podemos sacar las cachas y darle con disolvente/gasolina/aceite a los mecanismos, arrastrando toda la suciedad acumulada y dejando el arma de nuevo limpia.

Tras limpiar, deberíamos pasarle aire a baja presión para eliminar todo el resto de los disolventes, evitando así el deterioro, en el caso de usar disolventes o gasolina, debemos engrasar todas las partes donde hay roces.

Tras secar y pasar el aceite, podemos pasar de nuevo un poco de aire para eliminar el aceite que pudiera quedar en exceso, secamos con un trapo y montamos cachas de nuevo.

Al montar en el arma la corredera, no le echemos aceite como si fuera una ensalada, con una gota en cada guía sobra; recuerda que cuanto más aceite, mas suciedad se retiene.

grata-parches

Utiliza productos de calidad, no escatimes por una grata que no cuesta más de 2 o 3 euros, mil parches de algodón rondan los 30 euros y te duran más de un año o dos…

ballistol_robla_solo_milUn producto que puede ayudarte a quitar residuos de cobre o plomo resistentes es éste, Robla Solo Mil. Podemos pasar el jag impregnado en este producto y veremos cómo puede salir azul “plomo normalmente” o verde “cobre”.

Tras varias pasadas, le damos con la grata para arrastrar los residuos que estén blandos y volvemos a impregnar de Robla y repetimos, si están incrustados, podemos dejarlo media hora en el cañón, ya sea con un parche o tapando el cañón por un extremo y llenándolo.

Es MUY IMPORTANTE, que tras utilizar este producto, lubriquemos el cañón y posteriormente lo sequemos ya que aunque se asegura que no daña el cañón, sí que lo reseca, y toda precaución es poca.

pistola-disparada

Si lo que utilizamos para disparar es un revolver, el procedimiento de limpieza es algo más laborioso, ya que el acceso a ciertas zonas es más complicado.

Por ejemplo en una pistola el hecho de limpiar los residuos de plomo o grasa en el cono de forzamiento es más fácil, porque con el cañón en la mano se puede actuar con la grata o el jag.

En el caso del revólver, no tenemos más remedio que meter el jag desde la boca del cañón, siempre utilizando una baqueta de fibra de carbono y deberemos usar baquetas cortas y duras para poder introducirlas desde el orificio del tambor.

En este caso si nos encontramos con residuos es obligatorio el uso de disolventes y dejar que actúen repitiendo cuantas veces sea necesario, ya que no podemos actuar directamente.

expulsor-revolverEn un revolver deberemos limpiar las recamaras con una grata de bronce ya que aquí se aloja la suciedad del disparo y restos de plomo si la munición que utilizamos es tal.

El motivo es que ya en el tambor tenemos un cono de forzamiento que estabiliza la punta para que esta se alinee con la recamara del cañón antes de tomar estría.

También deberemos limpiar/engrasar ocasionalmente el expulsor de los casquillos y comprobar que este, quede apretado, ya que es rosca izquierdas y tienen a aflojarse por las vibraciones que soporta.

mecanismo-revolerEn el caso del revólver, si queremos realizar una limpieza a fondo, deberemos quitar las cachas y la tapa de los mecanismos, donde esta toda la maquinaria del arma.

Es importante conocer bien donde va cada cosa, incluso hacerle una foto, ya que si limpiando o secando se salta una leva, es importante ver cómo iba y donde…

Un revolver de por sí, no es demasiado complicado de desmontar y montar, pero para su limpieza basta con quitar la tapa, limpiar como la pistola, secar y engrasar.

Luego volvemos a montar la tapa y cachas,

Todos terminamos teniendo preferencias por los productos a utilizar y como realizar la limpieza. Lo importante es que no dejemos de hacerlo, nos llevara 10/15 min como máximo una limpieza de rutina. Es mayor el tiempo que se pierde hasta la galería de tiro y volviendo por no poder disparar o quedarnos colgados en una tirada porque el arma esta sucia y se encasquilla o no alimenta.

images

Una última anotación: tras cada limpieza, si es para un campeonato o tirada que consideréis importante, es aconsejable no ir directamente al campeonato, es mejor ir el día de antes al club, no para hacer puntos, sino para comprobar que el arma funciona correctamente y que tras la limpieza no se ha movido ningún elemento de puntería y los impactos entran donde se esperan.

Espero que sirva de orientación y ayuda.

linea_fin

BOTON VOLVER INICIO

Anuncios

3 comentarios en “Limpieza básica de armas de fuego”

    1. Hola Antonio. En principio la limpieza de un revolver flobert se puede realizar como la de cualquier otra arma. No existe, hasta donde yo se, ningún producto especial. Los residuos de pólvora de un arma corriente y los de fulminato de mercurio de un flobert se pueden eliminar con un disolvente especial para armas y una grata de nylon (yo nunca he sido partidario de las gratas de latón). Y a continuación secar muy bien el cañón. Para las recamaras se puede utilizar el mismo producto. Habrá que hacer varias pasadas hasta eliminar todo resto de fulminante. Después unas gotas de aceite para armas en el tambor para que gire bien y en el mecanismo del martillo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s