Manipulación de armas y seguridad

Por José Ramón Lázaro

Viendo un video de youtube el otro día se me ha ocurrido escribir este artículo. Es un video que aparenta ser gracioso, pero que tiene un trasfondo realmente importante. En él se ve como una chica joven mete las balas en el cargador de una pistola, la monta y hace algunas tonterías delante de la cámara. Posteriormente saca el cargador, pero se olvida que hay una bala en la recamara. Al apretar el disparador la pistola se dispara, afortunadamente hacia el suelo. Esto me dio la idea de preguntarme hasta que punto sabemos manejar un arma en cuestiones de seguridad.

Siempre ha habido y, desgraciadamente habrá, accidentes con armas, pero hay una cosa muy clara al respecto. En el 99,9% de las veces la culpa es de la persona que manipula el arma, y el resto se puede deber a un mal funcionamiento del arma. Desde “despistes” como el del video mencionado, hasta experimentos con munición no adecuada pueden hacer que se produzca un accidente que pueda costar la vida a alguien de nuestro alrededor o a nosotros mismos.

Es por esto que voy a repasar un decálogo sobre las normas de seguridad que hay que respetar siempre que manipulemos un arma.


1-NUNCA preguntar si un arma esta cargada antes de manipularla.

gun-1340246_960_720Siempre hay que comprobarlo personalmente. El error puede ser cometido por la persona que estuviera utilizando el arma antes que nosotros. Siempre que se coja un arma por primera vez hay que cerciorarse de que está descargada y con la recámara vacía antes de cualquier manipulación.


2-NUNCA hay que apuntar con un arma hacia donde no pensemos disparar.

images-1Da igual si el arma está cargada o descargada. De esta manera, en caso de que el arma pudiera estar cargada evitamos que se pueda producir un accidente. No solamente estamos hablando de no apuntar a personas o animales. Apuntar un arma (que pueda estar lista para disparar) a objetos en los que pudiera rebotar el proyectil es igual de peligroso.


3-NUNCA realizar un disparo a través de obstáculos u objetos que impidan observar lo que hay detrás.

man-886601_960_720Muchos accidentes de caza se producen al disparar a través de arbustos tras los cuales se pueden encontrar personas, animales u otros objetos susceptibles de hacer rebotar el proyectil. Hay que ser consciente además del alcance que tiene tu arma. Disparar un rifle calibre .308 a través de obstáculos puede alcanzar un objetivo a varios kilómetros de distancia.


4-NO tomar bebidas alcohólicas o drogas mientras se maneja un arma.

drunk-driving-40574_960_720 no-drugs-156771_960_720Al igual que nuestros sentidos pueden estar mermados si bebemos o tomamos drogas cuando conducimos un coche, manipular un arma en estas condiciones puede hacer que olvidemos las normas de seguridad y que demos por hecho determinadas circunstancias que pueden acabar en un accidente.


5-SIEMPRE que manipules un arma de fuego, hay que hacerlo COMO SI ESTUVIERA CARGADA.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Solamente teniendo en cuenta este punto se conseguirá aumentar los factores de seguridad hasta un nivel optimo: Nunca apuntar a nada, cerciorarse de que el arma esta descargada, etc. Hay que acostumbrarse a verificar siempre que se vaya a manipular un arma que esta está sin munición en el cargador ni en la recámara (o recámaras en caso de un revólver). Ya sea cada vez que la saquemos o metamos en el armero, antes y después de un entrenamiento, antes de proceder a su limpieza y antes de prestarla. Si es necesario, la corredera se moverá atrás y adelante las veces necesarias para asegurar que no quedan cartuchos en la recámara, y el cargador es lo primero que hay que extraer cuando cojamos el arma en nuestra mano la primera vez. Por supuesto, todo esto apuntando a un sitio seguro por si se pudiera producir un disparo fortuito.


6-TENER CLARO que los accidentes con armas de fuego los causan las negligencias.

sculpture-1434154_960_720No verificar que guardamos las armas totalmente descargadas, no verificar su estado después de utilizarlas o antes de proceder a su limpieza… Todo esto serán posibles causas de accidente. Su grado de limpieza y lubricación y el estado de las piezas y el interior del cañon son fundamentales.


7-MANTENER SIEMPRE el arma descargada,

3054850514_c79fa21fce_z

y nunca dejarla donde pueda ser alcanzada por niños o personas inexpertas. Aun incluso en el caso de que el arma este totalmente descargada, no podemos descartar que alguien pueda insertar un proyectil en la misma, sobre todo tratándose de personas no acostumbradas a su manejo y especialmente los niños, los cuales, debido a su curiosidad, tienen especial fascinación por lar armas de fuego.


8-NUNCA jugar con las armas de fuego.

imagesLas armas tienen un propósito, ya sea para cazar, para tiro o para defensa. Fuera de estos cometidos, las armas de fuego NO SON JUGUETES. Deben ser únicamente utilizadas para el fin al que se destinan, y una vez que ha finalizado su uso se deben guardar descargadas y en lugar seguro, al cual solamente tengamos acceso nosotros mismos. ¡CUIDADO. LAS ARMAS MATAN¡.


9-Hay que verificar el correcto funcionamiento de las armas de fuego.

images-2Realizar una limpieza periódica para evitar que la acumulación de la suciedad pueda producir un funcionamiento incorrecto del arma. Verificar que la munición que utilizamos es la correcta para ese tipo de arma y calibre. Mantener las partes móviles perfectamente lubricadas, y la recámara y el cañón secos de grasa y lubricante. Ante la mínima duda sobre su funcionamiento hay que acudir a un armero experto para que verifique el buen funcionamiento de todas las piezas antes de utilizar el arma.


10-Revisar completamente el arma en caso de caída o golpes.

gun-166507_960_720En estos casos, pueden sufrir daño algunas piezas, incluida la boca del cañón, la cual puede quedar, aunque no se aprecie a simple vista, obstruida por alguna esquirla del propio acero. En este caso, el proyectil puede encontrar obstáculos en el momento de abandonar el cañón, y llegar a producirse roturas de piezas móviles más delicadas e incluso llegar a rajarse el propio cañón debido a que no puede expulsar correctamente los gases de ignición de la pólvora.


Las armas de fuego son cada vez más seguras, y sobre todo, cuando hablamos de armas de defensa, estas medidas se han extremado al máximo (seguro de martillo, seguro de cargador, seguro de empuñadura e incluso seguro en la aguja percutora), sin embargo las armas para tiro olímpico y deportivo muchas veces carecen de estas medidas de seguridad, bien sea porque se intenta reducir el peso de las mismas o porque su uso y finalidad no lo justifican.

Es por esto que la ISSF ha adoptado medidas de seguridad como la utilización de banderas señalizadoras que en las competiciones, y mientras el arma este “descansando”, hay que introducir a través de la recámara y el cañón para asegurar que el arma esté descargada. Al final de la competición, será el árbitro quien revisará las armas antes de permitir a los tiradores guardarlas. El arma y el cargador solo pueden ser manipulados por el tirador después de la orden de CARGUEN y nunca después de la orden de DESCARGUEN.

Pero esto no quita responsabilidades al tirador. Los entrenamientos no están controlados, la manipulación en los domicilios es responsabilidad única del propietario del arma, así como guardarla en lugar seguro.

Cumpliendo estas normas anteriores, garantizaremos que no se produzcan accidentes que, como dijimos al inicio, se podrían haber evitado en un 99,9% de las veces.

 linea_fin

BOTON VOLVER INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s