No desanimes… sigue entrenando

 Por Víctor M. Cando

Cada día que paso en el club de tiro, tengo más contacto con todos los que empezáis en este gran deporte del tiro de precisión.

Cada vez dedico más horas a estar con los que empiezan y tienen ganas de aprender, también los que no saben por dónde empezar. Desde aquí he dado algunos consejos que creo pueden ser útiles y de mucha orientación para no perder mucho tiempo, no siempre disponible, ni dinero gastando cajas y cajas de munición.

Debemos intentar que nuestro tiempo en la galería de tiro sea productivo y que le saquemos el máximo rendimiento a cada disparo que realicemos. De esta manera disfrutemos de nuestra estancia y nos sobre algo de tiempo para quizás hablar y comentar con los compañeros sobre nuestra evolución. Algo que siempre es agradable y enriquecedor para ambas partes.

Algo con lo que nos encontramos es la falta de resultados en un periodo corto de tiempo, en muchas ocasiones producido porque usamos un arma del club de tiro, la cual utiliza mucha gente y que tocan sin conocimientos para hacerlo. En otras ocasiones ya disponéis de vuestra arma tras muchos meses esperando la licencia. Al recibir ésta volvemos a tener una gran mejoría, ya que seguramente este arma se encuentra en mejores condiciones y podemos adaptar la cacha y el disparador a nuestros gustos o necesidades.

No debemos desanimarnos. Debemos aprender a analizar lo que hacemos, pararnos y meditar por qué no nos va bien, porque hemos dejado de progresar. Bueno, daré una pista… “a todos nos ocurre “. Recordad: inspiramos… expiramos y ponemos el brazo en posición de 45º con la muñeca encajada y el brazo completamente extendido. Volvemos a inspirar subiendo el arma, sobrepasando el blanco, paramos… expiramos bajando y al llegar a la línea de disparo, hacemos una apnea alineando los elementos de puntería… hacemos presión sobre el gatillo y el disparo nos sorprende, retomamos la respiración y bajamos el arma a 45º y desde aquí a la mesa…

¿Lo hacéis todo? Seguramente no. Hemos olvidado de seguir las pautas: o no inspiramos antes de sacar el arma, o bien tras el disparo bajamos rápidamente… o quizás tras disparo y disparo no respiramos lo suficiente, no nos relajamos…

Recordad, un 10 viene seguido de otro 10, o de un 9 seguido de otro 9, porque todo lo hacemos del mismo modo, al mismo ritmo; cuando algo cambia, el disparo cambia. Si no estamos tranquilos, si no podemos relajarnos, no podremos realizar un buen disparo.

Entrena como compites, Compite como entrenas…..

Recuerda lo que aprendiste. En muchas ocasiones el secreto está en volver al principio, no querer ir mas adelante. Muchas veces tenemos que recordar lo que hacíamos cuando aprendimos para ver qué es lo que hacemos mal o simplemente no hacemos. También recuerda que un entreno monótono solo te llevara a hacer agujeros sin más en el papel. Intenta buscar un compañero de entreno, alguien a quien también le guste disparar precisión, hacer pequeños retos para entrenar, 10 disparos por diana en 3 tandas y contar. Ese reto, es lo que te motivara y te forzara a ir a más, mejorar, analizar….

No te conformes con hacer agujeros en el negro, aprende a que entren más juntos, analiza tras el disparo donde crees que ha ido y por qué. Tómate tu tiempo para pensar, no tengas prisa, la diana no va a salir corriendo. No dramatices ese impacto fuera del negro o fuera del 9, si sabes que se ha escapado, si notas que se ha ido, es bueno, porque has sabido sentirlo. Ahí radica el aprendizaje. Pregunta. En ocasiones una cosa tan tonta como quedarse detrás observando cómo disparan los que lo hacen bien es la mejor de las lecciones. Puedes ver qué hacen y cómo lo hacen, como cargan, empuñan, encaran, renuncian… que hacen. Piensa que un día, ellos también estuvieron donde estas tu, nadie nace enseñado. Uno aprende por el camino y con los que se va encontrando.

Un mal día de entreno lo tiene cualquiera, así que no desesperes si un día no va tan bien como el anterior, no significa que no mejores, simplemente que éste no es un buen día para entrenar. Aprovecha para charlar con alguien si puedes e intercambia ideas, quizás te diga algo que te motive a entrenar y un mal día se convierta en un perfecto entreno. Si aun así, el día sigue girado, no pierdas el entreno, practica encare en seco, posicionamiento en la cabina, visualización…

También es atractivo salir de casa con un entreno estipulado,

  • 10 encares en seco.
  • 10 disparos x 3 dianas a precisión.
  • 10 disparos x 3 dianas giradas.
  • 3 series de 5 disparos a 20 segundos.

Esto nos puede llevar un par de horas, descansando entre series, entre cambios de dianas. Podemos anotarlo, hacer fotos a las dianas y en una semana o quince días repetir, así podemos ir viendo nuestros progresos, y nuestra motivación subirá.

Hay varios métodos para entrenar y mejorar ciertas cualidades, poco a poco las iremos conociendo.

Recordad que hoy el entreno puede haber sido bueno o malo……pero sea lo que fuere, ha sido el mejor entreno que ha podido ser hoy. Eso es lo importante, salir con la seguridad que ha sido lo mejor que ha podido ser.

No hay que perder la motivación, hay que seguir entrenando y mejorando. Los resultados no vienen solos y todos los tiradores, buenos o malos tienen altibajos. Un día u otro todos pasamos por eso.

La mente es la que nos juega las malas pasadas, no olvidéis de entrenarlo, dale satisfacciones, no le deis malos estímulos… No es un 6… Es un 10 alto o bajo… ¡¡¡¡¡pero siempre es un 10…!!!!!

linea_fin

BOTON VOLVER INICIO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s